Archivo de la categoría: Comportamiento humano

Mi experiencia con la compañías telefónicas: Jazztel, Amena, Orange… Nacidas para engañar

¿Por qué mentir? ¿Por qué basar cada venta en el embuste? ¿Por qué estafar sin ápice de ética ni moral? ¿Por qué recurrir sistemáticamente al engaño con gente honrada  que, sí o sí, va a contratar el servicio, ya que Internet y el teléfono móvil se han convertido en bienes de primera necesidad en la sociedad actual? ¿Por qué robar impunemente a personas normales?

Continuar leyendo


No siempre que quieres, puedes

“Si quieres, puedes”; “el único límite es el que tú te marques”; “si luchas por algo, lo conseguirás”… palabras, frases, consignas, eslóganes… Mentiras. Falsedades cada vez más extendidas. Falacias que pueblan nuestros muros de Facebook. Trolas motivacionales. Cursis patrañas inoculadas por abrasión. Lugares comunes ajados por youtubers, influencers y demás fauna de Internet.

Continuar leyendo


¡A que te meto, maricona! (un sábado cualquiera en la calle Mayor de Zaragoza)

Después de tres sábados consecutivos despertándome a eso de las 6 de la mañana, entendí que debía tomar medidas. Las opciones eran varias: llamar a la Policía, mantenerme en la cama a la espera de que regresara la calma o salir al balcón y “disfrutar” del espectáculo. Tras escasas vueltas a la cabeza me decidí por la última opción: no tenía más pretensión que, al menos, conocer el motivo de esos bramidos propios de animales que cada fin de semana turbaban mi sueño y me dejaban ojiplático sobre la cama a horas intempestivas.

Continuar leyendo


Los jóvenes y la telebasura

Algunas cifras de la telebasura: 3.051.000 personas (20,7% de cuota de pantalla) vieron la final de “Gran Hermano” en su –se dice pronto- decimocuarta edición. “Gandía Shore” batió todos los récords de audiencia en la MTV. La última emisión de “Campamento de verano” alcanzó un 17,1% de “share”.

Continuar leyendo


El Salto de Bierge, ¡Co!

El Salto de Bierge es un espectacular lugar en el que el río Alcanadre, merced a la presa de Bierge, tiene una caída de alrededor de diez metros de altura. El agua discurre por un barranco excavado entre sierras formadas por roca arenisca y conglomerados. Un espacio pintiparado para los amantes de los deportes de aventura y para todo el que quiera descansar y refrescarse. Se encuentra a 41 kilómetros de Huesca y a menos de diez minutos en coche del pueblo homónimo.

Continuar leyendo