Llorente, no son formas

Como aficionado del Athletic puedo entender que algún jugador rojiblanco abandone el equipo para marcharse a otra escuadra en la que tenga más opciones de ganar títulos (me niego a decir que a otro club más grande), comprendería que después de triunfar en el Botxo le apeteciera probar en otros lugares en los que, además, la oferta económica también fuera más atractiva.

A lo largo de la historia esto ha ocurrido con varios jugadores y algunos de ellos incluso volvieron y fueron bien recibidos. Andoni Zubizarreta o Rafa Alkorta son dos buenos ejemplos de los que se marcharon en busca de gloria, aunque solo el segundo de ellos volviera a San Mamés como futbolista.

También hay otros ejemplos, pero en este caso de jugadores que demostraron un tremendo cariño por una camiseta y un escudo. Carreras truncadas dicen unos, demostraciones de una pasión y de un sentimiento, digo yo, por parte de futbolistas que pudieron irse a ganar más dinero y levantar más trofeos y prefirieron quedarse al regazo de un club que les dio todo. Julen Guerrero, por supuesto, y Joseba Etxeberría son dos muestras fehacientes de que todavía existe amor por los colores en el fútbol.

Pero Fernando Llorente ha elegido el peor de los caminos. Ha estado dando largas a un club que está haciendo un esfuerzo ímprobo, en los tiempos que corren, para ofrecerle alrededor de 4 millones de euros netos por temporada, es decir, prácticamente el doble de lo que estaba cobrando hasta ahora.

Se ha hecho el remolón y ha jugado con unos aficionados que le veían como el buque insignia de este equipo. Seguidores para los que el delantero internacional era la última esperanza athleticzale de lograr un título que se nos escapó el año pasado cuando lo teníamos en la yema de los dedos.

El que en su día fue el rey león era uno de los jugadores más queridos y, sin duda, el más desequilibrante. Ha recibido desde el principio el cariño de la gente, incluso cuando una voz muy autorizada y respetada entre los seguidores rojiblancos como Javi Clemente le criticó en la última etapa del rubio como técnico de los leones.

Por todo ello, duele ver como ha actuado. Lo ha hecho mal, muy mal, ha alargado su respuesta en el tiempo, quien sabe si esperando para que llegara una oferta. Ha contestado a una semana vista de que comience la liga y ha dejado en la estacada a un equipo que estaba haciendo una apuesta económica fortísima por él en los tiempos que corren. No son formas Fernandito.

El Athletic tiene ahora dos opciones, o malvenderlo por 20 millones a la Juventus, o algo peor, cargar, durante toda la temporada, con el grano enquistado en que se ha convertido el riojano. Si esto segundo sucediera, Llorente, criado como jugador y como persona en Lezama, un futbolista que tiene muchísimo que agradecerle al club rojiblanco, se iría, de la que muchos pensaban que sería su casa para toda la vida, por la puerta de atrás y sin dejar ni un euro en las arcas rojiblancas. Lo haría de muy malas maneras y demostrando que no le tiene demasiado cariño a la institución que le ha convertido en lo que actualmente es.

Pero lo que hay que hacer ahora es mirar para adelante, olvidarse de un jugador que ya es pasado y atacar con más fuerza que nunca un futuro que debe ser esplendoroso para un club que no va a dejar de ser grande por mucho que Llorente decida dejarlo atrás. Un equipo y una institución que siempre han estado, y estarán, por encima de cualquiera de sus futbolistas, por muy buenos que fueran. Un club con más de 100 años de historia que seguirá su camino con cada vez más aficionados detrás alentándole y animándole.

Al jugador de Rincón de Soto le deseo lo mejor fuera del Athletic y solo espero que no tenga que volver con el rabo de león entre las piernas.

Anuncios

Acerca de Óscar Fernández Civieta

Nací en Salamanca el 22 de junio de 1979. Desde julio de 2011 vivo en Zaragoza, así que me considero mañico de adopción. Soy licenciado en Periodismo y diplomado en Turismo. He sido becario en El Periódico de Aragón, sufrí una beca en Aragón Press-Aragón Digital y tuve el gran placer de hacer las prácticas de la carrera en el programa "Mundo Solidario" de Radio Exterior de España. En 2010, durante mi estancia de cinco meses en Argentina, colaboré con el programa "Hombres al Aire" de FM Zonica (Vicente López, Buenos Aires). En la actualidad soy redactor jefe en eldiario.es Aragón y colaboro como redactor y responsable de redes sociales en webs y blogs de diversa temática. Si quiere saber algo más sobre mi vida profesional, en este blog encontrará mi currículum actualizado. Ademas, en la pestaña de Ámbito profesional puede ver algunas muestras de mi trabajo. Ver todas las entradas de Óscar Fernández Civieta

2 responses to “Llorente, no son formas

  • Pablo almeida

    Hola Óscar, recuerdas que cuando el atlethi ficha de la Real o de Osasuna es para que el chaval de turno mejore en su carrera y se desarrolle en un equipo puntero? Pues así es siempre. Entre el Atlethi y la Juve, pues, en fin ? Qué te voy a contar que tu no sepas?.
    Esto es como las novias, al principio duele, pero luego se pasa.
    Y recuerda que Lezama es inagotable.
    Besos.

  • Athletic 2 Manchester United 1, Oso ondo, leones | Óscar F. Civieta

    […] de las mallas e hiciera que San Mamés estallara. Como si del guión de una película se tratara, Fernando Llorente se acercó al banquillo y Marcelo Bielsa le pidió que aguantara. Si no fuera porque es imposible […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: