El Perfumerías Avenida es parte de la historia de Salamanca

Salamanca es una ciudad atractiva y atrayente por múltiples razones: la Catedral, la plaza Mayor, la Universidad, el Casco Antiguo. Sus bares, su vida nocturna, los pinchos, el jamón, sus pueblos y desde hace unos años, también, por su equipo de baloncesto femenino. El ahora Perfumerías Avenida, antes Halcón Viajes y, con anterioridad, Universidad de Salamanca, se ha proclamado campeón de la última edición de la Copa de la Reina. Es su tercer título en esta competición y, con él, entra de lleno en la historia.

La maravillosa aventura del baloncesto femenino en Salamanca surgió en el año 1988. En aquella temporada, con el nombre de Universidad de Salamanca, nació un equipo que pocos podían imaginar que llegaría a ser tan grande como lo es en la actualidad. Aunque, todo sea dicho, el baloncesto femenino siempre ha tenido una buena acogida en Salamanca. Desde sus primeros años de vida el público se congregaba en buen número en pabellones más pequeños, y más fríos (sé lo que digo), que el actual de Würzburg, como el Miguel de Unamuno. Allí comenzó a fraguarse una ilusión. Ante la atenta mirada de unos cuantos fanáticos del deporte, despertó, y dio sus primeros pasos, lo que años después se ha convertido en la principal seña de identidad de la ciudad en el aspecto deportivo. Posteriormente, el histórico Pabellón de La Alamedilla fue el feudo del equipo charro hasta que se trasladaron al polideportivo actual. En 1994, Halcón Viajes comenzó a aportar dinero al club y en la temporada 2002-2003 Perfumerías Avenida se convirtió en el principal patrocinador del equipo llegando, de mano de la entidad perfumera, los grandes éxitos.

Este es un equipo que se ha hecho a sí mismo desde el primer momento. Una escuadra basada en la ilusión utópica de unos cuantos que creyeron que era posible pelear contra los transatlánticos del baloncesto europeo, con menos dinero, pero con una dosis de entusiasmo y alegría infinita. Con una plantilla que tiene una inaudita capacidad para regenerarse cuando cada año algunas jugadoras deciden marcharse por un sueldo mejor. Por Salamanca han pasado jugadoras históricas del baloncesto español y europeo, algunas han disputado varias temporadas con el equipo charro, otras han saboreado las mieles del triunfo y se han dejado tentar por los billetes ajenos y otras, las menos, han pasado sin pena ni gloria.

Amaya Valdemoro, Nieves Llamas, Emma Bezos, Nuria Martínez, Anna Montañana, Clara Bermejo, Marina Ferragut, Laura Camps o Alba Torrens, son los nombres de algunas de las geniales jugadoras españolas que han pasado por la entidad. Entre las extranjeras, como olvidar a la maravillosa “Pee Wee” Johnson; que hacia las delicias, al más puro estilo de las canchas enjauladas estadounidenses, del público que se congregaba en La Alamedilla; la gran Elena Tornikidou; la nada espectacular pero efectiva al máximo Julia Goureeva. Excelsa Kelly Schumacher. Genial Taj McWilliams que llegó para jugar el playoff y se ganó un pedacito del corazón de todos los aficionados. Y muchas más que han vestido alguna vez la camiseta de este club que ya es historia.

El primer título importante, el que escribió la primera línea del palmarés que ahora ostenta, fue la Copa de la Reina lograda en Valencia en la temporada 2004-2005. La víctima en semifinales fue el Ros Casares, que se quedaba sin lograr el título ante su gente. En la final, las charras, con José Ignacio Hernández en el banquillo, aunque fue Alberto Miranda el que dirigió a las jugadoras en los últimos instantes de la final debido a la expulsión del actual seleccionador nacional, lograron derrotar al Mann Filter de Zaragoza con los nombres propios de Nuria Martínez, MVP de aquella edición, y del coraje hecho jugadora de baloncesto: Laura Camps.

Un año más tarde, en la campaña 2005-2006, llegó el doblete (Liga y Copa), y el culmen a esta lista de éxitos se alcanzó en la pasada temporada con la consecución del título liguero y, sobre todo, con la victoria en la Euroliga. Con Lucas Mondelo dirigiendo las operaciones y Silvia Domínguez, Alba Torrens, Sancho Lyttle o Erika de Souza, entre otras, sobre el parquet del pabellón de Ekaterimburgo, las chicas del Halcón Avenida tocaron y agarraron el cielo del baloncesto femenino.

En total, 2 Ligas, 3 Copas de la Reina y 1 Euroliga, amen de otros títulos menores, que hacen del Perfumerías Avenida de Salamanca un equipo que ha sido, es y será histórico, una escuadra que ha llevado el nombre de Salamanca por todas las esquinas de Europa y que se ha hecho grande por sus jugadoras, por sus entrenadores y, por supuesto,… por su afición.

Porque nada de esto hubiera sido posible sin una parte que es casi tan importante como las propias jugadoras: la afición, la mundialmente conocida “Marea Azul”. Todavía no he escuchado a nadie que haya jugado en la Liga española y diga que no es la mejor afición del país, debería hacer una encuesta a nivel europeo, e incluso mundial, y creo que seguiría siendo la número uno. Sin ellos, sin sus desplazamientos en masa, sin su apoyo incondicional (incluso en los malos momentos), sin sus inagotables gritos de aliento, sin sus pancartas y bombos, sin su “ranita”, en definitiva, sin su presencia, nada de esto se hubiera hecho realidad.

Y no quiero terminar este artículo sin hacer especial hincapié en una sevillana que aterrizó en Salamanca en la temporada 2007-2008 y cuyo nombre siempre estará inscrito con letras de oro en la historia del club. Una jugadora no demasiado querida por la parroquia salmantina cada vez que pisaba el parquet de Wurzburg con otra camiseta y que ahora es amada y adorada al máximo. Una escolta que se ha ganado el cariño de la gente por su juego, su simpatía y su amor a unos colores, la capitana Isa Sánchez.

Desde aquí, sólo puedo decirle a Isa Sánchez, Erika de Souza, Marta Xargay, Laura Antoja, Marta Fernández, Allison Feaster, DeWanna Bonner, Anna Vajda, Lucila Pascua, Jael Freixanet, Ilona Korstine, Lucas Mondelo, Alberto Miranda y David Noreña; y a todas y todos los que alguna vez han formado parte de esta maravillosa utopía: ¡MUCHAS GRACIAS!

Anuncios

Acerca de Óscar Fernández Civieta

Nací en Salamanca el 22 de junio de 1979. Desde julio de 2011 vivo en Zaragoza, así que me considero mañico de adopción. Soy licenciado en Periodismo y diplomado en Turismo. He sido becario en El Periódico de Aragón, sufrí una beca en Aragón Press-Aragón Digital y tuve el gran placer de hacer las prácticas de la carrera en el programa "Mundo Solidario" de Radio Exterior de España. En 2010, durante mi estancia de cinco meses en Argentina, colaboré con el programa "Hombres al Aire" de FM Zonica (Vicente López, Buenos Aires). En la actualidad soy redactor jefe en eldiario.es Aragón y colaboro como redactor y responsable de redes sociales en webs y blogs de diversa temática. Si quiere saber algo más sobre mi vida profesional, en este blog encontrará mi currículum actualizado. Ademas, en la pestaña de Ámbito profesional puede ver algunas muestras de mi trabajo. Ver todas las entradas de Óscar Fernández Civieta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: